Si quieres ser emprendedor(a), tienes que creer en tí!

Henry Ford

Henry Ford

Henry Ford dijo una vez: “Si hubiese preguntado a la gente lo que quería, seguramente me hubiesen dicho que un caballo más rápido”. En vez de eso, se dedicó a hacer algo nuevo, a emprender un nuevo camino en su vida, y si bien es cierto que no fue fácil para el, seguramente tampoco podrán en duda los resultados que tuvo al cambiar al mundo de manera radical. Podría además citar otros casos como Steve Jobs (Apple), Bill Gates (Microsoft), Richard Stallman (FSF), Mark Zuckerberg (Facebook), Larry Page y Sergey Brin (Google) entre muchos otros en el mundo, pero creo que sus ejemplos hablan por si mismos.

De manera general, un emprendedor tiene por lo menos estas 12 características básicas:

  • Pasión, se entrega en cuerpo y alma a desarrollar su oportunidad de negocios.
  • Visión, necesita estar consciente de lo que desea alcanzar con su emprendimiento y se plantea un plan de acción.
  • Capacidad de aprendizaje, los emprendedores más exitosos nunca se consideran a si mismos como productos terminados sino que siempre están aprendiendo, día a día.
  • Orientado a resultados, esto los lleva a mejorar su enfoque al logro de metas trazadas.
  • Determinación y coraje, enfrentan los obstáculos y aceptan sus responsabilidades ante su grupo y su emprendimiento.
  • Creatividad e innovación, siempre están generando ideas y añadiendo valor agregado a las que ya se encuentran en funcionamiento.
  • Persistencia, no se dan por vencidos, siempre buscan el éxito, tienen la capacidad de evaluar, corregir y buscar un nuevo camino al éxito de ser necesario, pero nunca desistir.
  • Sentido de oportunidad, debe identificar las necesidades y tendencias de su entorno para poder aprovecharlas.
  • Sabe trabajar en equipo, busca unificar ideas y logra el compromiso de su grupo hacia el éxito de todos.
  • Autoestima, debe ser optimista y seguro, además de tener confianza en si mismo.
  • Asertividad, no se anda con rodeos y va al grano de las situaciones ya que esto es un factor medular para lograr los objetivos trazados.
  • Organización, debe saber organizar su tiempo y el trabajo pendiente para poder lograr los objetivos del emprendimiento.
Usted ya tiene lo que se necesita

Usted ya tiene lo que se necesita

Piénselo! luego de analizar esas características, ya sabe que usted tiene lo que se necesita para tener éxito en grande en este mundo del emprendimiento, estoy seguro de que tiene confianza en sus habilidades y de que es una persona excepcionalmente trabajadora, sin embargo eso no significa que sea un(a) emprendedor(a); la razón, aunque pudiese parecer compleja es bien sencilla. Simplemente aún no ha desarrollado algo considerado como la piedra angular de todo emprendimiento: la creencia de que sea posible para usted.

Un paso de fe.
En ocasiones, cuando pensamos en emprender un nuevo negocio quizás sintamos una sensación de escalofrío que nos sube por la columna, llega hasta el cuello y nos llega a la cabeza poniéndonos un poco intranquilos 😉 o simplemente tengamos un poco de dudas al respecto, sobre ¿cómo comenzar?, ¿qué hacer?, ¿con quién conectarnos para poder tener éxito?, e incluso ¿quien nos ayudará a desarrollar nuestro negocio?. Y es aquí donde muchas buenas ideas y muchas personas con ánimo sentimos que nuestras ganas de emprender se desinflan tan rápido como pinchar un globo y volvemos a lo mismo… del trabajo a la casa y de la casa al trabajo… día a día… semana a semana… mes a mes… y año a año…

Confianza en uno mismo.

La confianza en uno mismo no es simplemente saber que puede hacer algo, sino realmente hacerlo!

Tomar la decisión de iniciar un emprendimiento es ciertamente un paso de fe; de Fe en uno mismo!, y esto es lo que marca la diferencia entre los emprendedores y el resto, ya que cuando realmente se desarrolla la creencia en uno mismo, esta viene acompañada con una seguridad y una pasión sin igual que consecuentemente se convierte en acción, lo que hace que los demás lo sigan en su idea y esta se lleve a cabo!.

Es completamente natural sentir dudas y miedo al iniciar un nuevo proyecto en su vida, pero es este primer paso el que marca toda la diferencia. Aquí tiene algunos tips que le ayudarán a construir esa confianza que necesita para pasar del “saber que puedo” al “realmente hacerlo”.

  • Sea su mejor amigo!, debes charlar con usted mismo para visualizar mejor los obstáculos que atraviesa y buscar la mejor solución, no tema pedir ayuda a otros si es necesario.
  • Remarque lo positivo!, usted tiene muchas características positivas, por qué entonces empeñarse en recordar siempre lo malo que tiene, y no las cosas buenas que hace y siente? esto lo ayudará mucho.
  • Siéntase cómodo con el cambio, ya que este mundo está cambiando constantemente es necesario también saber cuando y cómo adaptarnos a esos cambios para no entrar en crisis.
  • No preste atención a las opiniones que sólo desean resaltar lo negativo!, esto no quiere decir que se hará oído sordo a todo comentario negativo que escuche, sino que debe mantenerse alerta para poder saber cuando se debe realmente a un aspecto que usted puede mejorar y cuando simplemente es un comentario malintencionado.

El emprendimiento y ser emprendedores no es simplemente saber que podemos hacer algo, sino también tomar la decisión de hacerlo. “No olvides que un sueño sin acción es sólo una ilusión” (D. Ikeda).

Si te gusta este artículo, no olvides compartirlo en tus redes sociales! 😀




Acerca de Pedro Arrioja

Libre pensador, orgulloso padre de 2 hijos; comparto mi vida con una mujer maravillosa, Ingeniero de Sistemas de profesión con alma emprendedora y con la libertad en el corazón.
Esta entrada fue publicada en Emprendimiento, Motivación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Nos encantaría saber lo que opinas :-D