Asegura tu éxito siendo congruente!

¿Eres congruente en tu vida?

La congruencia puede definirse como la coherencia o relación entre dos o más cosas. En el diario vivir la congruencia se manifiesta en nuestros actos, está presente cuando realmente hacemos las cosas como las pensamos y como las decimos, o simplemente cuando en realidad somos lo que ante todos mostramos ser.

Muchas personas suelen esforzarse a diario para ganarse la aceptación de los demás, en ocasiones cambian su forma de vestir, comer y expresarse, sólo para mostrar una imagen y un comportamiento que sea del agrado de quienes lo rodean, esto más bien va relacionado con la autoestima y de cierto modo es entendible… Pero…

Muchos problemas comienzan cuando no se es congruente entre lo que se piensa, dice y hace.

Muchos problemas comienzan cuando no se es congruente entre lo que se piensa, dice y hace.

¿Qué sucede con las personas que se muestran de otro modo para conquistar sus objetivos?

Francamente existen millones de seres humanos que disfrazan su realidad para ganar un ascenso, reconocimiento, un nuevo empleo, etc. Pero el pensamiento sigue su rumbo real y en algún momento se manifiesta en el exterior, es justo ahí cuando las máscaras y las mentiras de estas personas empiezan a caer y con estas caen también muchos de los logros alcanzados con falsedad. Con toda seguridad no es lo que queremos para nuestra vida. ¿O si?

Todos tenemos habilidades, cualidades y virtudes que podemos resaltar y desarrollar cada día un poco más, basta con ser congruentes al pensar, hablar y actuar. Una persona que se conoce a sí mismo y tiene claro lo que desea para su vida no necesita deslumbrar a nadie, sólo debe fijarse en su horizonte, actuar con valor y perseverancia en pro de su ideal y transmitir a su entorno el reflejo de esa esencia con la que está trabajando. Es muy triste cuando otros observan a alguien y dicen: “Pobre hombre, no sabe lo que hace, quiere ser médico pero se la pasa bebiendo con sus amigos en la esquina sin culminar sus estudios.”¿Podría eso llamarse congruencia? ¿Quién se perjudica en este caso?

Tu eres el único que tiene la llave de tu éxito, pero debes creerlo y ser congruente con ello.

Tu eres el único que tiene la llave de tu éxito, pero debes creerlo y ser congruente con ello.

Los únicos responsables de alcanzar el éxito en la vida somos nosotros y por eso debemos esforzarnos cada día, piénsalo bien: “NADIE PUEDE TENER ÉXITO POR TI”. No es suficiente con dibujar en un globo nuestros propósitos para el nuevo año, por ejemplo, si sólo malgastamos nuestro tiempo en actividades poco afines o de poco beneficio para nuestro plan.

No es congruente anunciar que somos buenas personas cuando con nuestros actos maltratamos o herimos a compañeros y familiares cada día. Y mucho menos, ser congruente, es comunicar que deseamos ser exitosos en la vida si no le dedicamos ninguno de nuestros actos a ese deseo.

Si quieres que el mundo cambie empieza por ti.

No es propio de una persona congruente esperar que los demás den el primer paso para avanzar, si todos pensáramos así nunca se lograría nada. Si tienes la visión de cómo mejoraría el mundo si hicieras esto o aquello, entonces arriésgate a hacerlo y no esperes que el mundo camine hacia ti.

Comprométete con tus sueños y enfócate en ellos.

Comprométete con tus sueños y enfócate en ellos.

Aprovecha para reorganizar HOY tu lista de sueños y visualizar todos los pasos que debes dar para tocar el éxito, luego distribuye tu tiempo y espacio de tal manera que puedas dar inicio al reto. No permitas que la ambición o la pereza intenten desviarte de tu camino, seguro por una trocha encontrarás vía fácil y alcanzarás varias cosas en poco tiempo, pero sólo siendo congruente lograrás y lograrás de manera permanente.

 

Algunos pasos que te ayudarán a enfocarte y tener congruencia en tus actos.

  1. Define tu sueño, qué es lo que deseas lograr, con tiempo, detalles y se lo más específico que puedas.
  2. Tu palabra vale! Cumple tu palabra como si fuese un contrato escrito con esa persona.
  3. No mientas! se siempre honesto y sincero con los demás. Algunas personas interpretan esto como un permiso abierto para ofender a los demás bajo la excusa de “decir siempre la verdad a la cara”. La verdad será siempre la verdad, pero hay muchas maneras de decirla, les recomiendo mucho el libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie.
  4. Se siempre puntual en tus citas, tus amigos merecen tu respeto y esto generará reciprocidad.
  5. Evalúa constantemente lo que hiciste en el día y analízate y piensa en cómo podrías hacerlo mejor al día siguiente.
  6. Siempre se agradecido.
  7. Comprométete con tu sueño! enfócate en el día en aquellas acciones que te llevarán a cumplirlo y dale prioridad a esas tareas.

Muchas gracias amigos por leer estas palabras y gracias por ser parte de nuestro sitio. Compartelo en Facebook y Twitter si piensas que te será de utilidad.

Acerca de Pedro Arrioja

Libre pensador, orgulloso padre de 2 hijos; comparto mi vida con una mujer maravillosa, Ingeniero de Sistemas de profesión con alma emprendedora y con la libertad en el corazón.
Esta entrada fue publicada en Liderazgo, Motivación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Nos encantaría saber lo que opinas :-D